Posted on

Conocer mi potencial para escoger mi profesión

Tengo clientes de entre 18 y 25 años que me hacen pensar en mí cuando era más joven. Se encuentran en un momento de su vida, como yo a los 18 años, un poco perdidos a nivel académico y sin saber quiénes son.

A veces pienso que me hubiera gustado encontrar a alguien, cuando yo tenía 18 años, que me ayudara a conocerme mejor explicándome cual era mi potencial, estoy segura que me hubiera ahorrado un montón de sufrimiento y equivocaciones.

Cuando Marta contactó conmigo para una sesión de Lectura del Rostro, me dijo que tenía 23 años y había dejado sus estudios académicos de ADE para empezar otra carrera, quería ser Fisioterapeuta, comenta que esta nueva carrera le estaba gustando mucho. Pero después del primer curso dudaba de la decisión que había tomado un año atrás, quería saber si era o no lo correcto. Me preguntó si el Sistema Taupsico podía orientarla, descubrir para qué servía y en qué carrera profesional podía desarrollar mejor todas sus habilidades y talentos. También quería saber si podía ayudarla a esclarecer el porqué de su cambio de rumbo a nivel académico.

En su caso fue fácil poder ayudarla. El estudio de su rostro mostraba esas dos facetas de su ser de forma clara. Era una persona con capacidad para liderar que le gustaba llevar responsabilidades y con inquietud para emprender proyectos y también era una persona creativa y social, que se sentía bien cuando ayudaba a los demás de una forma práctica y con un resultado visible. Al estar equilibrada dentro de ella estos dos temperamentos, tanto la primera decisión de estudiar ADE como la segunda de estudiar Fisioterapia eran correctas.

Le recomendé que sería positivo para ella, que acabara la carrera de ADE, le quedaba solo un curso. Por su forma de ser no le gustaba dejar cosas sin terminar y una vez finalizara ADE seguro que en el futuro podían ayudarla cuando entrara a trabajar en el mundo laboral.

Lo que motivó a Marta a cambiar de carrera fue impulsado a nivel interno por esa otra parte de su ser que necesitaba expresarse, y así sentirse completa, realizada y equilibrada.

Cuando pensamos en nuestra vida laboral no podemos dejar de lado nuestras emociones y centrarnos solo en tomar la decisión desde nuestra parte mental e intelectual, ni escoger los estudios académicos valorando cómo ganaremos más dinero. Puede que si así lo hacemos nos ocurra lo que a Marta y a mitad de camino tengamos que cambiar nuestro rumbo académico si no queremos estar toda nuestra vida trabajando sin ilusión, sin pasión y sin corazón.

Es importante antes de tomar cualquier decisión académica, que nos implicará años de estudio, saber quién somos, cómo somos, nuestras habilidades y talentos, es decir, nuestro potencial y preguntarnos ¿Qué deseo hacer, desde el corazón? ¿Qué me hace más feliz? ¿Cómo puedo contribuir con mis habilidades y talentos a la sociedad?

Y tú ¿Cómo te sientes en tu trabajo? ¿Crees que cuando eras joven y escogiste tus estudios, hiciste una buena elección? Piensa que nunca es tarde para mirar dentro de ti, descubrir aquella faceta que está sin expresar y buscar una solución para que salga a la luz, para que al fin, puedas desarrollar todo tu potencial.

>>Conoce el sistema Taupsico de Lectura de Rostro en este curso que imparto online y que te permitirá conocerte mejor a ti mismo(a), conocer mejor a los demás y si eres terapeuta también te servirá para aplicarlo en tus sesiones con tus clientes.<<

Un abrazo,